Dos orejas y rabo para el sevillano Manuel Rueda

La Plaza de Paterna del Campo ha sido el escenario del triunfo de Manuel Rueda, alumno de la Escuela de Lucena. Un espléndido novillo de Agustín Lunar, negro y serio, al que este muchacho «de hechuras de torero» supo sacarle unos pasos de maestría y valor torero.
 
La faena del joven encandiló al público y en la plaza de Paterna los pañuelos blancos no dejaron de ondear entre las gradas hasta que la autoridad competente le concedió unos trofeos más que merecidos: dos orejas y  rabo. 
Como ya comentamos en Sevillainformación, Manuel Rueda, empieza a hacerse un nombre entre entre los aficionados más puristas y exigentes… y ya se está haciendo una figura buscada y aplaudida entre los de «sin caballos». 
En una entrevista publicada en este medio, sorprendía la madurez de este joven ilusionado que lleva su sevillanía a gala y expertos de este mundo valoran de sobremanera su clasicismo y pureza. 
Se espera con expectación que sea elegido para  pronto «ir con caballos». Ahí decidirá su triunfo como matador de toros. Mientras tanto, una difícil pero esperanzada trayectoria como novillero va consolidando su nombre. El arte, estilo y una cabeza » bien amueblada» definen a Manuel Rueda. Estaremos atentos y seguiremos la carrera de este joven que puede hacer Historia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *