Comienza el año del centenario del nacimiento de Lola Flores en Jerez 
Se inaugurará su museo y se presentará el libro “Lola, el brillo de sus ojos” de Marina Bernal

Este viernes 21 de enero se celebra el 99 cumpleaños del nacimiento de Lola Flores en Jerez y comienza a celebrarse el año de su centenario. El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera quiere inaugurar el museo de la faraona además de presentarse en su localidad natal el libro dedicado a su centenario “Lola , el brillo de sus ojos”, de Marina Bernal.

 

 

El libro cuenta con un gran material gráfico, fotos inéditas, testimonios de muchas personas que la conocieron, entrevistas exclusivas y prólogos de Jesús Quintero, Juan Y Medio, Charo Reina y la periodista Rosa Villacastín.

– ¿Qué le llevó a escribir un libro sobre Lola Flores?

– Tras haber escrito uno sobre Rocío Jurado, “Canta, Rocío, canta”, y otro sobre Raphael, “Soy Raphaelista”, pensé que con motivo del centenario de su nacimiento podría ser una buena ocasión. Los tres son andaluces, a los tres he tenido oportunidad de conocerlos y entrevistarlos y comparten orígenes humildes. Son personas que han estado muy aferradas a sus raíces y han tenido éxito internacional. Siempre he pensado que desde lo local se conquista lo universal, y ellos son la evidencia.

– Han pasado casi 30 años de su muerte… ¿por qué cree que sigue levantando esa fascinación tanto tiempo después?

– Porque Lola fue una adelantada a su tiempo, en todo, en sus facetas artísticas, en su forma  de ver la vida, en sus manifestaciones. Lola tenía una cabeza del siglo XXI y nació en 1923. Pero sobre todo era una mujer que proyectaba energía positiva, que no se rendía nunca, que se quedaba con el lado bueno de todo. Nunca se dejó dominar por el rencor, aunque hubo etapas de su vida muy duras y pasó momentos muy complicados, pero era un corazón sano, tenía una fuerza mental fuera de lo común y una intuición muy desarrollada.

 

 

– ¿Y por qué cree que siempre fue un personaje tan querido?

– Porque hacía las cosas a su manera, fuera del orden establecido, pero creyendo en lo que hacía. Cuando tú estás convencido de lo que haces, aunque vayas a contracorriente se te respeta. Lola tenía el respeto de todos, de los artistas, de las personas que la conocían y por supuesto del público.

– Mientras escribía el libro, ¿qué curiosidad de la artista descubrió que no conociera?

– Me ha removido mucho conocer detalles de sus principios, ten en cuenta que Lola al nacer en el 23 tiene sólo 13 años cuando vive una Guerra Civil, y debuta con sólo 16 años, en el Teatro Villamarta de Jerez. Tiene que salir adelante en la etapa tan dura de la posguerra, le costó mucho encontrar su sitio. Tenía una unión muy especial con su madre. Como anécdota me ha llamado mucho la atención la posibilidad de que le hubieran otorgado un título nobiliario… según recogió la prensa de la época, ella misma decía el nombre: “Marquesa de Torres Morenas”.

– ¿Cómo era Lola Flores de puertas para dentro? 

– Muy generosa, cariñosa, cercana, leal, acogedora, representaba el espíritu de la madre, porque en su casa había sitio para todo el mundo. Ella lo pasó muy mal, y eso la hacía ser muy empática con el dolor, tenía la capacidad de entender al ser humano en sus debilidades, sin juzgar, y sobre todo era muy protectora. La entrega que tuvo con su hijo Antonio, sus charlas interminables, son una gran demostración de amor infinito.

– ¿Qué diferencias había entre la Lola-persona y la Lola-personaje?

– Lola se manifestaba tal y como era, ella nunca se escondía, ni se arrepentía. En cada momento de su vida actuaba según las circunstancias que le tocaban vivir. Y si en algún momento se equivocaba tenía la claridad de saber pedir perdón desde la humildad, eso la hacía aún más grande.

– ¿Han leído sus hijas el libro? ¿Le han dicho algo sobre él?

– Sus hijas tienen el libro, y también su hermana Carmen y su fiel Carmen Mateos. Rosario sí ha tenido oportunidad de verlo, Lolita estaba en América cuando lo recibió. Me consta por Mariola Orellana, a la que también comuniqué este proyecto desde el principio, por deferencia y respeto a la familia de Lola, que les ha gustado y han entendido perfectamente que está escrito con mucho respeto y desde la admiración por una mujer que supo siempre levantarse y vivir con dignidad.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *