Una exposición fotográfica de Serrano recuerda por las calles la Semana Santa del ayer
Por diferentes espacios públicos de la ciudad unos expositores muestran, a modo de antología fotográfica del legendario Serrano, la muestra “Semana Santa en la memoria”

Se trata de unas inmensas fotografías en blanco y negro que recogen antiguas imágenes del pasado de la Semana Santa de Sevilla, en un amplio periodo que abarca desde los años 20 a los 70 del siglo XX. La muestra es fruto de una colaboración entre el Ayuntamiento de Sevilla, el Consejo de Cofradías y Syrsa. 

Se ha recurrido mayormente al denominado fondo Serrano, rico en curiosidades y momentos gráficos de la Semana Santa, auténticos documentos históricos en muchos casos, como el de la salida de la Hermandad de la Estrella el Jueves Santo (que no el Domingo de Ramos, como muchos creen) de 1932, el día en que las circunstancias adversas y peligrosas para la salida de las cofradías le otorgó a la Virgen el sobrenombre de “La Valiente”, con el que ha llegado hasta nuestros días. 

La exposición “Semana Santa en la memoria” se ha distribuido por varios lugares del casco histórico, atendiendo a los emplazamientos que reproducen las fotografías, de tal manera que se facilita a quienes las contemplan la posibilidad de comparar el sitio donde se encuentran con la fisonomía que tuvo hace décadas, la conservación o no de sus fachadas, las transformaciones urbanísticas, la desaparición de edificios o comercios, la localización y lectura de los viejos rótulos que un día fueron parte del paisaje urbano y más céntrico de Sevilla. 

Así una de las zonas elegidas como parte de la exposición ha sido la Plaza del Altozano, donde puede verse en una retrospectiva el tránsito de La Estrella a punto de cruzar el puente de Triana. Otra ubicación es la Plaza del Salvador, con interesantes fotografías de La Macarena, el Señor de Los Gitanos o La Borriquita. Y en la Plaza de la Encarnación, junto a las Setas, los testimonios gráficos dan perfecta idea del ensanche urbanístico que se produjo en la calle Imagen, la situación que ocupaba el Mercado de Abastos, la permanencia inalterable de la Iglesia de la Anunciación, entonces sede de la Hermandad de los Estudiantes, o el paso de Jesús de la Redención en el beso de Judas, aún sin llevar palio la cofradía. 

Cada una de las fotografías asiste y ayuda al espectador con un mínimo texto explicativo, que contiene en tantas ocasiones la referencia de anécdotas, como el palio de La Macarena llevando prendidos a las bambalinas breves gallardetes a modo de banderas de España, en plena Guerra Civil cuando ya Sevilla había sido ganada por las tropas nacionales del General macareno Gonzalo Queipo de Llano.

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *