Repuesto al culto el crucificado de la Lanzada tras su restauración

Así ha quedado el Cristo de la Lanzada tras su restauración / Hermandad

Tras cuatro meses en los que se ha intervenido, el crucificado de la Hermandad de la Lanzada vuelve a San Martín

La corporación del Miércoles Santo ha repuesto al culto a su titular cristífero tras las labores de restauración y mantenimiento realizadas por el profesor Juan Manuel Miñarro.

La intervención sobre la imagen ha consistido en una limpieza integral de la policromía que no se encontraba en buen estado y que ha sufrido un ennegrecimiento en los últimos años. Se han revisado las sujeciones del Cristo de la Lanzada ya que han podido ocasionar pequeñas grietas en las piernas, sustituyendo la actual cruz por una nueva realizada por Enrique Lobo Lozano, con madera del cedro de Canadá y de menor peso que la que poseía.

Esta talla del Miércoles Santo es una obra realizada por el escultor Antonio Illanes Rodríguez en el año 1929, siendo la primera gran obra de este imaginero para la Semana Santa sevillana. Mide 1,67 metros de altura, siendo realizada en pino de Flandes.