La incertidumbre generada por las lluvias de la  mañana provocó retrasos, pero todas las cofradías del Domingo de Ramos pudieron hacer su Estación de Penitencia abriendo así una Semana Santa que comienza con sol y temperaturas incluso altas

La inestabilidad meteorológica de las primeras horas no impidió que las nueve cofradías del Domingo de Ramos con un total de 18 pasos y más de 12.000 nazarenos pudieran realizar su estación de penitencia.


La primera en hacer su salida, en torno a las 14,00 horas fue la hermandad de La Paz, del barrio del Porvenir, que, tras solicitar una prórroga al Consejo de Hermandades y Cofradías de cerca de una hora para poder hacer su salida, enfiló hacia la Catedral, para lo cual el Ayuntamiento de Sevilla había acordado este sábado una apertura parcial del Parque de María Luisa, que permanece estos días cerrado por el fuerte viento que han traído los últimos temporales.

No obstante, La Paz cambió su recorrido, pasando por la Avenida de la Constitución hacia García de Vinuesa, Fernández y González, Plaza Nueva, Tetuán y Campana, y sin pasar por la zona del Postigo.


Posteriormente, y con motivo del retraso de la Paz, en torno a las 15,15 horas hacía su salida la Hermandad de Jesús Despojado, desde su capilla en la Plaza de Molviedro, aunque variando su recorrido para realizarlo por San Pablo, Murillo, O’Donnell y la plaza de la Campana.

Asimismo, La Cena retrsó 20 minutos su salida de la Iglesia de los Terceros, y cambió su habitual recorrido por Alhóndiga, Almirante Apocada y Plaza de San Pedro.

Finalmente, las hermandades de La Borriquita, La Hiniesta, San Roque, La Estrella, La Amargura y El Amor –esta última, a partir de las 21,50 horas, con más de media hora de retraso sobre el horario previsto– salieron de sus templos, y pudieron iniciar el camino hacia la Catedral por la carrera oficial con normalidad.