La separación entre el templo y el convento es de, aproximadamente, 30 metros

La Hermandad de los Servitas está celebrando el L aniversario de la bendición de la Virgen de la Soledad, dolorosa de la corporación.

Para ello, uno de los actos que tenía la hermandad en mente, era celebrar los cultos anuales de la talla en el convento de Santa Isabel, que se encuentra a la espalda de la sede canónica de esta corporación y a unos 30 metros, aproximadamente del templo.


Palacio, ante la petición de traslado pedida hace meses, ha sido tajante. La respuesta, un rotundo no por parte de la autoridad eclesiástica, creando un profundo malestar entre muchos hermanos “no nos han concedido ni el traslado público de la Virgen de la Soledad, ni tampoco el privado”, comenta Ángel Solís, hermano mayor de la entidad de San Marcos. “Han alegado que lo consideran una salida extraordinaria”, apostilla.  La autoridad eclesiástica competente, se acoge al decreto regulador de las salidas extraordinarias. Es decir, las imágenes solamente pueden salir de forma extraordinaria con motivo del aniversario de la fundación de la hermandad o de la coronación canónica de la imagen, todo ello siempre que sean en múltiplos de 25

Tras esta negativa, la Hermandad de los Servitas, volverá a celebrar los cultos de la dolorosa en su sede canónica, como anualmente.