Muere Carlos Morán, eterno capataz de San Benito

Carlos Morán Fernández falleció ayer en Sevilla. ¿Carlos Morán Fernández? Carlos Morán, de San Benito, de la hermandad y del barrio. Y es que esta maldita pandemia no entiende de barcos.

Carlos dio un paso al frente cuando en el año 1977 los Rechi y sus profesionales se desvincularon de su hermandad e hizo de un grupo de chavales del barrio toda una señora cuadrilla de costaleros para el paso de la Presentación, ensayo de recorrido entero incluido.

Como en un mundo de mucha impostura siempre acaban triunfando la sencillez y el corazón, su frase “¡Arriba el Hijo de Dios!”  le acompañó desde ese Martes Santo en que, en plena Campana, ya no sabía cómo sacar ánimo de su gente, que pagaba un esfuerzo novel.

Dejó la túnica para ponerse el terno negro, que tuvo que colgar 39 años después –“hay quien se lleva 40 años sacando muchos pasos, yo he estado 39 sacando uno”– pero para volver a vestirse de nazareno.

“Nunca te irás del todo, nunca dejará de ser Martes Santo. No podemos decirte adiós, porque un adiós significa irse e irse significa olvidar”, expresa en su cuenta de twitter la hermandad. Una vida dedicada a San Benito y más de media creando escuela. Para que todo sea aún peor, maldito bicho, ni siquiera se le podrá dedicar una levantá en la próxima Semana Santa.
Descanse en paz Carlos Morán, de San Benito.




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *