Miles de personas en la procesión extraordinaria del Cristo de la Sed

Todo Nervión y gran parte de Sevilla se echó a las calles del barrio a contemplar el paso del Cristo de la Sed, que salía en procesión extraordinaria para conmemorar los 50 años de haber sido esculpido por Luis Álvarez Duarte, recientemente fallecido.

 

 

Todo Nervión estaba abarrotado. Sus calles, bares, veladores… el gentío, de una forma u otra, buscaba la proximidad con el discurrir de la procesión extraordinaria del Cristo de la Sed, que cruzaba su barrio para celebrar los 50 años de su talla. Hubo lugares especialmente elegidos, como el Hospital de San Juan de Dios y la zona por la que estuvo la antigua cárcel, que visitaba en sus orígenes cofradieros, cuando la estación de penitencia la realizaba en su barrio, los Viernes de Dolores años antes de que la Hermandad fuera autorizada para llevarla a cabo en la Catedral durante la jornada del Miércoles Santo.

Hubo un gran ausente  -quizás más presente que nunca-  entre miles de personas: el imaginero Luis Álvarez Duarte, que fallecía repentinamente en Sevilla hace sólo quince días. Fue, como todo el mundo sabe, el autor del Cristo de la Sed.

 

Fotografías de Beatriz Galiano: https://instagram.com/beatrizgaliano_artista?igshid=x7d1l6o08zgu




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *