Miguel Caiceo presenta su obra dedicada a la Reina de la Merced Coronada, de Bollullos de la Mitación 

El pintor Miguel Caiceo ha presentado en el municipio sevillano de Bollullos de la Mitación su obra dedicada a la Reina de la Merced en su Amargura Coronada. La ha realizado concibiéndola como un collage, la técnica creativa en la que Caiceo  -un auténtico especialista en la materia- viene desarrollando gran parte de sus cuadros. En esta ocasión extraordinaria ha centrado todo el conjunto cromático en el bellísimo rostro de la Virgen de la Merced, debida a la gubia de Luis Álvarez Duarte. 

Ya no hay que contar de Miguel Caiceo sus antecedentes televisivos, cinematográficos o teatrales  -incluso discográficos-, aclarando su “nueva” dedicación, porque desde hace más de diez años su nombre forma parte de la nómina de los mejores pintores. Con absoluta naturalidad está ya identificado entre ellos. Precisamente ha sido a comienzos de este 2020, en febrero, cuando el Ayuntamiento de Sevilla conmemoró su trayectoria pictórica con la exposición antológica “Década”, todo un éxito de visitantes en el céntrico edificio consistorial de la Plaza Nueva sevillana.

La obra de Miguel Caiceo para la Hermandad de Nuestra Señora de la Merced contiene la hermosura de la cara de la dolorosa y su pecherín, adornado del escudo de la Orden mercedaria, en sucesivos marcos pictóricos dentro del marco real, que incluye próximo y cercano a la Virgen el recuerdo y homenaje a su escultor, el universal Luis Álvarez Duarte, fallecido en 2019. Se trata de una de las imágenes más impresionantes y excepcionales no sólo ya de la Semana Santa de Bollullos de la Mitaciónno sólo ya del patrimonio religioso de Sevilla, sino de toda España. Álvarez Duarte dejó en la magnífica imagen la impronta de su constante ensoñación con la Esperanza de la Trinidad sevillana, cuya boca fascinaba escultóricamente al artista. Por lo tanto marcó en la Reina de la Merced los mejores y más clásicos cánones de la belleza en el más puro estilo nada menos que de Astorga. En no pocos casos, ya quisiera la mismísima Semana Santa de Sevilla que la Reina de la Merced de Bollullos fuera de su pertenencia y desfilara por sus calles bajo palio. Esta Virgen constituye sin duda uno de los grandes hitos de la imaginería de nuestros tiempos, en la mejor tradición de la época dorada del barroco.

Y en consonancia con la altura de la imagen, Caiceo aporta con su obra un ejemplo más a tener en cuenta de caminos nuevos y luz distinta  -pero con sabores añejos de la mejor Semana Santa- , que ahora sin duda quedará para siempre entre los mejores tesoros de esta Hermandad. 

Fotos de Begoña Moreno.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *