Beatriz Galiano convierte el presente en ayer

Sin pretenderlo, ha impulsado en los medios que los fotógrafos miren en sepia o en blanco y negro. En la era palpitante de Instagram o Facebook, Beatriz Galiano se pone el color por montera; y desde su extrema juventud carga con su cámara como si fuera Gelán, el nene Serrano o el mismísimo Luis Arenas. Capta imágenes de la Semana Santa de 2019 como si estuvieran hechas allá por los años 40 del siglo pasado.

Ha realizado para Sevillainfo las galerías de imágenes más impactantes de los últimos meses, las que precisamente no han pasado desapercibidas para el mundo de las cofradías. Se corre la voz del nombre de Beatriz Galiano,  pero quienes no la conocen personalmente serían incapaces de imaginar que tras esas fotografías cargadas de tiempo y de solera hay una jovencita inimaginable, de la que no cuadra su aspecto con el de su trabajo,  obra de sabor añejo de un tiempo que no conoció. Lo esperable sería una autora bien metida en años y experiencia, pero no una chica actual de poco más de veinte, que hace entregas de la Semana Santa de ahora como si fueran viejas láminas de libros antiguos.

Esta muestra que ofrecemos se diría que tiene su fuente de inspiración en las desaparecidas revistas de primavera fundadas por Salvatella o Ferrón Juárez, o en los volúmenes de Luis Arenas a dueto literario con Luis Ortiz Muñoz. Y, sin embargo, no ha sido así. Son fruto de una sabia intuición de la Semana Santa más pura, de la de más quilates, la Semana Santa más eterna de Sevilla, que con Beatriz Galiano va y viene, desde ayer a hoy o desde hoy buscando el ayer. Jamás pudo verla, pero le da el corazón que existió. Quizás haga estas fotos porque en el fondo sepa que aún vive. Y desde el color de la actualidad es capaz de averiguarla en los viejos tonos del tiempo.

Instagram: https: https://instagram.com/beatrizgaliano_artista?utm_source=ig_profile_share&igshid=1gcmge2i1z3qq



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *