40 esperas de Cuaresma. Lo que guarda la música

Sale a las calles y se recoge en el alma. La música de la Semana Santa de Sevilla, de la que se alimenta ya el aire de tantas ciudades, tiene una marcha especialmente honda en sabor y esencia: “Tus Dolores son mis Penas”. La compuso hace ahora cincuenta años el maestro Pantión, dedicándola a la Virgen que sale el Lunes Santo de la parroquia de San Vicente. A mí me llena tanto que seguí su partitura como si fuera el propio paso. Tanto, que hasta le hice esta foto. La mejor música es la que lo guarda todo. Me di cuenta de que la página de un músico llevaba escrita la tarde, el aroma de los naranjos, la luz serena del anochecer piano piano de Sevilla, el tempo de cine mudo de su palio… Todo. Y leí también la signatura al compás de mi emoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *