40 esperas de Cuaresma. Falta sólo un mes

Hay una luz de anuncio por las calles, un reloj de sol por los naranjos. El tiempo ya ha elegido su futuro sin necesitar de nuestros deseos. El tiempo por fin es capaz de ir solo por el camino de cumplir nuestros sueños. Falta un mes, justo un mes hoy. Es el mes de toda la vida, el mismo mes de ayer, de ahora y de siempre, el mes de un calendario sevillano que hace las cuentas de los días más hacia atrás que hacia adelante, como se leen tras los cristales del escaparate de “Al Siglo Sevillano” o tras el mostrador de un bar al que llaman La Pajarita. En Sevilla, desde hoy, no quedan días; en Sevilla los días faltan, que parece lo mismo, pero no lo es. La impaciencia en Sevilla se escribe así. Y hasta la Virgen de la Paz tiene ya un horizonte ilusionado de Giralda.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *