40 esperas de Cuaresma. El dolor de Sevilla  

Una espada te ha atravesado el alma, Sevilla. Dicen que te quedas sin Semana Santa, sin tu Semana Santa, la más grande, la más universal y hermosa de cuantas se celebran. No hay otra así. Es inigualable. Es insuperable. ¿Dónde se podría aspirar a esto sin tener a La Macarena, al Gran Poder, a la Esperanza de Triana, al Cachorro, a Jesús de la Pasión…? Dicen que se ha suspendido la Semana Santa. Y dicen mal. Dicen mal hasta los periódicos de toda la vida a los que ya les pegaría saber informar con más veracidad y menos sensacionalismo. Lo que se ha suspendido son las cofradías en la calle. La Semana Santa llegará. Y yo sigo esperándola en esta Cuaresma morada y negra de tantos sufrimientos humanos. Va por ellos. ¡Venga de frente, valientes!




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *