Los líderes andaluces de Podemos e IULV-CA dan este paso a pesar de la negativa del secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique, a aceptar dicho nombre para los comicios andaluces. El dirigente estatal argumenta que la marca que impulsan desde Andalucía no lleva la palabra ‘Podemos’ en un lugar preferente, como marcan los estatutos

Los dos partidos andaluces han informado en sendas convocatorias que sus líderes presentarán este viernes la marca Adelante Andalucía junto al resto de organizaciones que ya se han sumado al proceso de confluencia, en un acto que arrancará a las 10,30 horas en Sevilla, concretamente en el Centro Cívico La Buhaira.


Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo siguen así adelante con su hoja de ruta después de que Echenique se reuniera este miércoles con la dirección andaluza para tratar de solucionar la disputa que mantienen abierta ya desde hace meses sobre el modo de construir la confluencia con IU para las próximas elecciones autonómicas en Andalucía donde, en concreto, no hubo acuerdo sobre el marca electoral.

En dicho encuentro, el secretario de Organización propuso a los andaluces que la candidatura de la confluencia se llame ‘Unidas Podemos Izquierda Unida’, una propuesta que Podemos Andalucía rechaza porque «excluye a Andalucía y a Izquierda Unida». Así, los andaluces siguen adelante con la propuesta que trasladaron a estatal de nombrar a la confluencia Adelante Andalucía con Podemos, Izquierda Unida, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza, y el resto de organizaciones que se incorporen al proceso.


La Secretaría de Organización defendió el nombre de ‘Unidas Podemos Izquierda Unida’ en la línea defendida por la dirección estatal del partido para mantener la marca Podemos en el nombre, mientras proponía que ‘Adelante Andalucía’ quedara como el «lema principal» de la campaña, dejando en manos de la ejecutiva andaluza el «protagonismo» que quieran darle.

No obstante, la dirección andaluza ha rechazado esa propuesta porque «no cumple con el mandato de poner a Andalucía en el centro» y porque «invisibiliza al resto de fuerzas hermanas» con las que forman coalición y no tienen «ninguna intención de invisibilizar a Izquierda Unida en Andalucía». Así, su propuesta es nombrar a la confluencia como Adelante Andalucía con Podemos, Izquierda Unida, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza, y el resto de organizaciones que se sumen.

Y es que, como explicaron desde la ejecutiva de Teresa Rodríguez, no quieren «dejar a nadie fuera ni que nadie se sienta menos». «El nombre que proponen por la vía de los hechos es Unidas Podemos, y eso excluye a Andalucía, a Izquierda Unida y al resto de organizaciones confluyentes. El nombre se consensúa entre todas las fuerzas hermanas, no lo imponemos nosotros, no es nuestro estilo», añadieron.

Ya este mismo jueves, Pablo Echenique ha reconocido que todavía mantienen una «pequeña discrepancia» con la dirección del partido en Andalucía en torno a la marca, pero se ha mostrado confiado en que serán capaces de resolverla. «Es verdad que todavía hay una pequeña discrepancia respecto del nombre, pero creo que se resolverá en los próximos días y además creo que es muy necesario que dejemos de hablar de nosotros y pasemos a hablar de políticas», aseguró.

Aunque el secretario de Organización ha manifestado que el encuentro del miércoles fue «muy productivo», ha reconocido que no consiguió llegar a un acuerdo con los andaluces sobre el nombre a utilizar en los comicios autonómicos, mientras que preguntado sobre cuál va a ser el criterio que se va a imponer si finalmente ninguna de las partes ceden, Echenique evitó avanzar acontecimientos dejando claro que la dirección estatal «no va a impedir que en Andalucía pueda haber un buen resultado».