El presidente de Ciudadanos (CS), Albert Rivera, ha tenido que cancelar su presencia en un acto político en Málaga este sábado para la precampaña de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre debido a una lesión cuando jugaba al tenis.

Rivera iba a participar junto con el candidato de Cs a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, y el número uno por la provincia de Málaga, Javier Imbroda, en plena polémica por las presuntas presiones para intentar atraer al cabeza de lista malagueño del partido naranja a la formación ‘popular’.


En un breve vídeo, antes de comenzar el acto, Albert Rivera ha prometido que “pronto estaré por ahí para que Andalucía consiga un cambio”. “Después de 40 años de lo mismo hace falta ilusionarse con Andalucía”, ha manifestado, añadiendo que “en breve nos veremos; os prometo que estaré ahí y os prometo que lo vamos a dar todo para que Andalucía abra una nueva etapa”, ha concluido. Quien sí ha asistido ha sido Inés Arrimadas.

El candidato de Ciudadanos (Cs) a la Presidencia de la Junta, Juan Marín, ha animado este sábado, de cara a las elecciones autonómicas del próximo 2 de diciembre, a “luchar cada segundo y cada minuto”, asegurando que “el cortijo que creía que tenía Susana Díaz -presidenta de la Junta- y el PSOE se le ha terminado, y van a tener que abandonarlo”. Asimismo, ha dejado claro que no pueden luchar contra la corrupción “los que han vivido de ella”, y ha defendido que “hay esperanza”.

Marín, que ha puesto de ejemplo la victoria de Inés Arrimadas en Cataluña, ha explicado que “votar a Cs es decirle no a la corrupción, a los dedazos y a los chiringuitos, y a un PP que tiene las vitrinas llenas de derrotas”, mientras que confiar en Cs “es decir sí a ser todos iguales, a que nuestros hijos tengan un futuro y a una política eficaz”.