La vendimia en el Condado de Huelva superará en un 15% la producción del año pasado

La organización COAG-Huelva prevé que la vendimia de 2018 en el Condado de Huelva supere en un 15 por ciento a la producción de 2017, por lo que ha destacado “las buenas previsiones” que se tienen en el arranque de esta campaña

De este modo, en una nota de prensa, COAG ha destacado que la abundante lluvia que ha caído durante la primavera de este 2018, ha recargado las reservas del suelo y de las plantas, provocando que las cepas se encuentren “fuertes y sanas” en el momento de la recolección. A esto se le unen las suaves temperaturas y la falta de incidencias durante la floración de los cultivos que ha estimulado “el correcto desarrollo y cuajado del fruto”.

Desde COAG han señalado que para llegar a estas previsiones, no sólo han hecho falta “las buenas condiciones meteorológicas sino también el trabajo minucioso y exhaustivo de los agricultores y agricultoras que día tras día han cuidado sus cultivos y los han protegido de plagas y enfermedades”.

Asimismo, esta temporada el calendario de vendimia se ha retrasado debido a las suaves temperaturas, que han provocado una maduración tardía en las uvas. Las variedades de Tinto, Moscatel y Colombard comenzaban a recolectarse en esta misma semana de agosto. Por su parte, la variedad Zalema, la autóctona que diferencia a la denominación, se cosechará a principios de septiembre, suponiendo un retraso de unos 25 días con respecto al año pasado.

Las variedades de uvas que se recogen en el Condado de Huelva en estas fechas, se utilizan en su totalidad para la elaboración de vinos, no sólo para consumo nacional sino también internacional. Reino Unido, Holanda, Bélgica o Francia, son algunos de los países europeos que demandan nuestros caldos por su excelencia y calidad. Fuera de nuestras fronteras, los países iberoamericanos, los países bálticos o los Estados Unidos, entre otros, se suman a las importaciones de uno de los tesoros de la provincia.

En la provincia, la elaboración del vino ha sido de “vital” importancia desde varios siglos atrás. Agosto y septiembre han sido meses claves para la economía y supervivencia de nuestros pueblos.

Bollullos del Condado, Rociana del Condado, Chucena, Villalba del Alcor, Manzanilla, Moguer, Almonte, Beas, Bonares, Niebla, La Palma, Trigueros y Villarrasa, son algunos de los municipios del Condado onubense en los que la viña es sinónimo de vida. Las características de sus tierras, su clima y el saber hacer de sus habitantes, hacen que se sigan elaborando y produciendo año tras año “estos inigualables caldos”.

Han recordado que en el Condado la vid se ha visto afectada durante la primavera por el mildiu y el oídio. Estos hongos internos atacan a las hojas y a los tallos (en el caso del mildiu) y a la uva (en el caso del oidio) y terminan con las producciones. Por ello, la prevención y tratamiento de estas plagas por parte de los agricultores ha sido “fundamental” para el buen desarrollo de la cosecha. En consecuencia, actualmente el viñedo se encuentra “libre de plagas, sano y de calidad”.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *