El portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, ha apostado por una voz “conjunta, única y fuerte” de Andalucía en relación a la negociación sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. Un debate, a su juicio, que necesita de aportación de todos los grupos políticos, ya que se trata de “una decisión trascendental para los servicios públicos de Andalucía”.

Blanco ha defendido que el nuevo sistema “determinará el dinero que se destinará a colegios, a hospitales, a carreteras, a dependencia, etc.”,  lo que, en su opinión, hace necesarias la incorporación de propuestas. “El debate es necesario, se está celebrando, se está desarrollando y nosotros lo saludamos y nos parece extraordinariamente positivo”, ha indicado.


No obstante, el portavoz ha criticado la postura del PP-A, grupo que, ha opinado, “en realidad no quiere el acuerdo”, porque de lo contrario participaría en el debate “de forma honesta y coherente”. Por último, ha recordado que “no se está jugando una confrontación política”, sino de “la prestación de servicios a los ciudadanos de Andalucía”. En este caso, ha concluido, “no sería una actuación para perjudicar al Gobierno andaluz, lo que se hace es perjudicar a los andaluces”.