La incidencia de la gripe en Andalucía, por debajo de la media nacional

La actividad gripal ha frenado su fase de ascenso en España y se ha estabilizado durante la primera semana del año, en la que el número de casos apenas creció un 2,2 por ciento con respecto a la semana anterior pese al descenso generalizado de las temperaturas, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.

El último informe del Sistema de Vigilancia de Gripe, relativo a la semana del 1 al 7 de enero, muestra una tasa de global de incidencia de 212,8 casos por cada 100.000 habitantes —Andalucía se sitúa por debajo de esta media, con 162,5 casos–, frente a los 208,2 casos de la semana anterior, una estabilización que, según los autores del informe, probablemente indica que se acerca la máxima incidencia gripal de la temporada.

En esta semana la difusión de la enfermedad es ya epidémica en la mayor parte de las redes centinela excepto en Canarias, Ceuta y Melilla, donde es esporádica. Además, la intensidad es alta en Asturias y La Rioja, media en Cantabria, País Vasco, Navarra, Cataluña y Madrid y baja en el resto del territorio vigilado excepto en Canarias y Ceuta, donde la intensidad es basal.

La región más castigada vuelve a ser una semana más Asturias, con 627,3 casos por 100.000 habitantes, seguida de La Rioja (434,9), Cantabria (359,9), País Vasco (346,3), Navarra (314,1), Cataluña (299,4), Castilla y León (254,6) y Aragón (251,1).

Ya por debajo de la medio nacional se sitúan Castilla-La Mancha (208,7), Andalucía (162,5), Comunidad Valenciana (143,8), Madrid (116,1), Baleares (95,6), Melilla (92), Canarias (89,6) y Ceuta (72,3), mientras que de Extremadura, Galicia y Murcia no se especifican datos.

Por grupos de edad, se observa un incremento significativo en las tasas de incidencia de gripe en los grupos de edad de 15 a 64 años y en los mayores de 64, al tiempo que se ha registrado un descenso en los grupos de menos de 15 años.

Asimismo, en primera semana del año el número de casos graves hospitalizados por gripe se eleva a 912, frente a las 503 de la semana anterior, y las muerte prácticamente se han duplicado, pasando de 48 a 86 fallecimientos por gripe confirmados en laboratorio.

En lo que respecta a la mortalidad, el 64 por ciento de los fallecidos eran hombres, el 76 por ciento tenían más de 64 años y todos presentaban factores de riesgo. El 61 por ciento desarrolló una neumonía y el 33 por ciento habían ingresado en UCI. Y de los 67 casos pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 64 por ciento no había sido vacunado.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *