La comisión de investigación relativa a la gestión de los fondos públicos, las encomiendas de gestión y subvenciones concedidas a la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) desde su creación a la actualidad constituida en el Parlamento andaluz, se reúne este viernes con el objetivo de que se puedan iniciar sus trabajos

Este órgano de investigación tiene previsto reunirse este viernes, a las 10,00 horas, en la que será su primera reunión tras las sesión constitutiva del pasado viernes, cuando se alzó con la Presidencia de la comisión la diputada del PSOE-A Marisa Bustinduy.

En la reunión de la pasada semana, Bustinduy resultó elegida presidenta con el único apoyo de su grupo parlamentario, el PSOE-A, toda vez que la oposición no se puso de acuerdo para apoyar a otro candidato. De hecho, la socialista compitió por el cargo con el candidato que presentó el PP-A, Jaime Raynaud, y la de Podemos Andalucía, Carmen Lizárraga.


En las votaciones, el candidato del PP-A no recabó ningún apoyo, mientras que IULV-CA respaldó a la candidata del partido morado y Ciudadanos (Cs) se abstuvo ante todas las propuestas. De este modo, y dado que el voto en este órgano es ponderado, el PSOE-A logró la Presidencia de la comisión de investigación.

En concreto, son miembros titulares de dicha comisión, por parte del PSOE-A, Bustinduy y José Latorre; en nombre del PP-A, Teresa Ruiz-Sillero y Jaime Raynaud; en representación de Podemos, Jesús Romero y Carmen Lizárraga; en representación de Cs, José Antonio Funes y Marta Bosquet, y por parte de IULV-CA, su portavoz parlamentario, Antonio Maíllo, y la diputada Inmaculada Nieto.

Tras su elección, y en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento, Bustinduy garantizó que dirigirá los trabajos de la comisión “con la diligencia que requiere esta responsabilidad” y ya avanzó que su intención era convocar la primera reunión esta misma semana, que finalmente se sustanciará este viernes.

“Cuando se me encarga un trabajo lo intento hacer lo mejor que sé y puedo”, afirmó entonces antes de asegurar que trabajará como presidenta “desde la ecuanimidad, la elegancia política y desde el rigor” y “se hará lo que se tenga que hacer cumpliendo lo que nos reglamenta una comisión”. En cuanto a las críticas de la oposición por su elección, incidió en que “si no son ellos, no les parece bien nada de los demás, esto forma parte del paisaje político del Parlamento desde que arrancó la legislatura”.

Así, negó ningún acuerdo previo entre los partidos que hayan propiciado la elección de una socialista como presidenta, y explicó que el PSOE-A decidió hacer una propuesta para el cargo desde el momento en el que creyó que Bustinduy “es la persona más ecuánime” para desarrollarlo.