La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha expresado que “la clave” del éxito de la Mezquita Catedral “no está en que en este momento sea una gestión en exclusiva del Cabildo Catedral”.

Así lo ha expuesto la primera edil este miércoles en rueda de prensa tras el informe sobre el impacto económico que genera la Mezquita-Catedral, a la que se ha referido como “un bien preciado, que genera riqueza, desarrollo económico y un número de empleos importante”.


Según ha remarcado, “hay otros modelos de gestión compartida que son del mismo éxito, la misma capacidad y la misma rentabilidad económica sobre la generación de riqueza y empleo”, y ha citado como ejemplo la Alhambra de Granada.

En concreto, ha comentado que “nadie se sorprende” ante los resultados del informe del impacto económico, dado que “el monumento por el que es conocida esta ciudad mundialmente sea visitado con unas cifras importantes ya viene desde hace años y eso tiene un impacto económico importante”.

En este punto, ha señalado que “a nadie le extraña que cuando el visitante llega a Córdoba viene a conocer la Mezquita-Catedral”, que “es de los poco equipamientos de la cultura omeya que siguen estando vivos y presentes en esta Europa tan occidental”, ha valorado.

Por ello, cree que “sobre los datos hay que hacer comparaciones”, señalando a la Alhambra como “ejemplo de gestión compartida”, aunque ha aclarado en este caso que la propuesta del Ayuntamiento cordobés es “el respeto al culto católico y la titularidad compartida por el pueblo”.

Según ha detallado, “la gestión compartida que ahora mismo tiene la Alhambra de Granada con un Patronato que conforman todas las instituciones tiene un impacto económico en torno a los 500 millones de euros, una capacidad para generar empleo en torno a 7.000″, de forma que “es un modelo de gestión compartida lo suficientemente importante como para hacer en un momento dado la propuesta que venimos defendiendo de que en la Mezquita-Catedral la suma de recursos que puedan aportar el resto de administraciones puede multiplicar”, ha afirmado.

Al respecto, Isabel Ambrosio considera que la colaboración “sumaría beneficios a la ciudad, al sector económico del turismo y podría promocionar este espacio en otros lugares donde ahora mismo el Cabildo Catedral no tiene suficientes capacidades”.