Orden del Mérito para el guardia civil asesinado en Granada

El guardia civil de 47 años, José Manuel Arcos, que ha fallecido en la madrugada del lunes al recibir un disparo en Huétor Vega (Granada) en acto de servicio será condecorado a título póstumo durante el funeral con la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo que se celebra el martes 16 de octubre, según  fuentes del Ministerio de Interior.

La capilla ardiente del agente, José Manuel Arcos, se abrió por la tarde en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada y este martes a las nueve y media de la mañana tendrá lugar una misa funeral en la Catedral de Granada al que está previsto que acudan numerosas personalidades, entre las que se encuentran el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y la consejera de Justicia, Rosa Aguilar.

Los hechos han ocurrido sobre las 4,20 horas de este lunes en Huétor Vega, donde el agente interceptó un turismo que circulaba a gran velocidad y al identificar al único ocupante se produjo un forcejeo entre ambos. El conductor arrebató el arma reglamentaria al agente, le disparó y logró huir.

El operativo para dar con él, en el que han participado numerosos efectivos y otros cuerpos policiales, ha comenzado en torno a las cinco horas y ha conllevado el control y rastreo de las vías de comunicación en buena parte del área metropolitana de Granada, a fin de cercar al presunto autor del crimen. Su arresto se ha producido en torno a las nueve y media de la mañana cuando fue interceptado por la Benemérita.

El presunto asesino tiene 40 años, identificado como J.A.M.G. y natural de Granada; un conocido delincuente con un amplio historial delictivo que ha sido interceptado unas cinco horas después de disparar al agente conduciendo una furgoneta blanca robada en la rotonda junto al centro comercial Serrallo Plaza, en la capital granadina. Ha sido localizado con el arma que escondía en el coche.

Supuestamente acababa de cometer un robo en Las Gabias (Granada) cuando el guardia civil le dio el alto en la localidad de Huétor Vega, donde se encontraba patrullando junto a una compañera en prácticas. Las mismas fuentes indican que el detenido abandonó en la zona una mochila con un subfusil cargado.

El agente herido, casado y con dos hijos, fue evacuado al Hospital de Campus de la Salud en estado grave, donde fue sometido a una operación quirúrgica, pero finalmente no ha podido salvar la vida.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *