La secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, han mantenido este jueves un encuentro con representantes del sector de la aceituna de mesa para informarles sobre las gestiones que se están desarrollando desde el Gobierno de España en defensa de sus intereses frente a los aranceles impuestos por Estados Unidos (EEUU), que, como han recordado, son provisionales.

Durante el encuentro tanto Poncela como Sanz han trasladado un mensaje de tranquilidad y prudencia a los aceituneros, puesto que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y la Secretaría de Estado de Comercio están trabajando “de forma constante” para que se reconozca que la competencia española no es desleal y evitar así unos aranceles que “no están justificados”.

Igualmente, han destacado la implicación del resto de administraciones y han asegurado que se está negociando con todas las partes implicadas –el sector de la aceituna de mesa, la Junta de Andalucía y la Unión Europea– para lograr una solución satisfactoria para la industria.

Al encuentro han asistido representantes de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), del Consejo Sectorial de aceituna de mesa de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía y de España y de empresas del sector, así como la subdirectora general de Política Arancelaria y de Infraestructuras de Defensa Comercial, Ángeles Bosch, y el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano.