La autopsia practicada a Gabriel Cruz ha revelado de forma preliminar que el niño de ocho años falleció por estrangulamiento el primer día de su desaparición, el 27 de febrero, según ha trascendido de fuentes de la investigación.

La autopsia se ha realizado en el instituto anatómico forense de Almería después de que este domingo fuera hallado el cuerpo de Gabriel envuelto en una manta dentro del maletero del coche que condujo desde Las Hortichuelas a la Puebla de Vícar la actual pareja del padre del menor, Ana Julia Quezada, que fue arrestada por agentes de la Guardia Civil.

La capilla ardiente instalada en la Diputación Provincial de Almería abrirá sus puertas a la ciudadanía para celebrar el velatorio de Gabriel Cruz a partir de las 17.00 horas, si bien se espera que el cuerpo del menor llegue con anterioridad, de modo que las primeras horas se reservarán para la familia y los familiares más cercanos de los padres, quienes han permanecido durante la mañana en Las Hortichuelas y en Las Negras, en Níjar.

El cadáver del pequeño será conducido tras la autopsia hasta un tanatorio para ser preparado antes de desplazarse a la sede de la Diputación de Almería, donde desde esta mañana se han iniciado los preparativos para habilitar la capilla ardiente del menor para que los ciudadanos puedan trasladar el pésame a la familia y dar su último adiós al pequeño.


Tras el velatorio se celebrará la misa funeral por Gabriel, que también será abierta al público y que tendrá lugar en la Catedral de la Encarnación de la capital a partir de las 10,30 horas oficiada por el obispo de Almería, Adolfo González Montes.