El presidente francés, Emmanuel Macron, ha confirmado este miércoles un próximo contrato con China para 184 aviones A320neo de fuselaje estrecho del fabricante Airbus, cuya formulación finalizará pronto, mientras se prosiguen las negociaciones para la venta de aviones A350 y A380 también en China en las próximas semanas o meses. Diversos componentes de este aparato se fabrican en las plantas de Airbus en la Bahía de Cádiz.


El posible pedido A320, que no había sido anunciado previamente, tendría un valor en el mercado de 18.000 millones de dólares (15.068 millones de euros), según el catálogo de tarifas del consorcio europeo. «El pedido de 184 aviones A320, es algo que se finalizará en breve», dijo Macron durante su visita de estado a China, un encargo que ha sido confirmado por el presidente chino, Xi Jinping, según explicó el mandatario francés. «También tenemos ambiciones para vender a operadores aviones de gama media y grandes como el A350 y A380 en las próximas semanas o meses», ha añadido.

Los A320 se entregarán en 2019 y 2020. Si bien no se ha formulado ningún acuerdo durante la visita oficial, Macron ha afirmado que China se ha comprometido a respetar la paridad de participación de mercado entre Airbus y Boeing.


China divide regularmente los grandes pedidos entre Europa y Estados Unidos para hacer frente a su creciente tráfico de aerolíneas. No obstante, Boeing vendió 300 aviones al gigante asiático durante la visita del presidente Donald Trump el año pasado. Por su parte, Airbus cuenta con un pedido de 140 aviones durante una visita a Alemania del presidente de China en julio pasado. El pasado martes mismo se firmó un acuerdo provisional para aumentar el número de aviones A320 ensamblados en Tianjin, seis al mes, para 2020 desde los cuatro actuales, durante el viaje de Macron a Pekín.