Cádiz recibe al Juan Sebastián de Elcano

El buque escuela ‘Juan Sebastián de Elcano’ ha atracado en Cádiz finalizando así el ‘XC Crucero de Instrucción’ en un acto  presidido por el almirante de la flota, Juan Rodríguez Garat

El navío lleva 90 años en la mar con más de un 1.744.000 millas náuticas navegadas por todos los mares del mundo y con recaladas en más de 71 países diferentes. Como buque escuela, el ‘Juan Sebastian de Elcano‘ tiene un cometido principal, que “es la formación en la mar de los futuros oficiales de la Armada, los ‘guardiamarinas'”.

Para ello, ha realizado todos los años un crucero de instrucción, casi siempre fuera de España, del que aproximadamente sus tres cuartas partes han transcurrido en la mar y donde los ‘guardiamarinas’ han recibido clases y han participado en todas las maniobras. De los 89 cruceros de instrucción que ha hecho hasta ahora, diez consistieron en una vuelta al mundo.

Este ‘buque escuela’ lleva el nombre del marino español que dio la vuelta al mundo por primera vez en 1522, completando el viaje que había comenzado bajo el mando del marino portugués –al servicio de la Corona Española– Fernando de Magallanes, fallecido a mitad de travesía, según ha informado en un comunicado el Ministerio de Defensa.

Históricamente, el monarca Carlos ‘I de España’ otorgó a Elcano un escudo de armas con la leyenda ‘Tu primus circumdedisti me’ –en latín, ‘Tú has sido el primero en circunnavegarme’–. Construido en los astilleros ‘Echevarrieta y Larrinaga’ de Cádiz, el buque escuela ‘Juan Sebastián de Elcano fue botado el día 5 de marzo de 1927 y entregado a la Armada el 17 de agosto de 1928.

En todos estos años, el buque ha soportado todo tipo de mares y vientos y siempre ha demostrado su excelente comportamiento “incluso en las condiciones meteorológicas más desfavorables”. Además, es también una embajada flotante.

Su presencia en países y puertos extranjeros ha contribuido de forma notable a apoyar la política exterior de España y, al mostrar su pabellón, además de difundir una buena imagen, ha permitido que muchos españoles que viven fuera del país puedan pisar este “trocito de España que navega”.

Entre los hitos logrados por este bergantín-goleta destaca que ha cruzado el Atlántico únicamente a vela en siete ocasiones, siendo la última el LXXXV crucero, en la travesía entre Praia (Cabo Verde) y el Canal Martinica-Santa Lucia (Antillas Menores). La velocidad máxima registrada ha sido de 17 nudos “con los cangrejos antagallados en segunda faja”, en 1991, con un viento mantenido de 75 nudos.

Dejó de navegar en los años 1937, 38 y 39 a causa de la Guerra Civil, y en el 56 y 78 a causa de obras de gran carena.




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *