¡Qué asco!

Que su primera papillla
ahora mismo la está echando;
pobrecilla la Armengol
del asco está vomitando.
Que ella por ser cuidadosa
(farmacéutica de oficio)
mascarilllas fue guardando
previo pago del envío
por si sirven pa otra cosa.
Si el asco no se le pasa
y sigue largando afuera
esa solución viscosa,
Ábalos le va a inyectar
y por vía intravenosa,
un suero de “cierraelpico”
con un poco de glucosa.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *