Las Décimas de Luant. En Letrinoamérica

El Rey se quedó sentado
en América Letrina
con tanto bobo que trina
pues se quedó recostado.
Es verdad que así sentado
era el más alto de todos,
y pensaría los modos
de ver pasar la comparsa
de la espada, burda farsa,
sin gritarle sus apodos.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *