La patinadora de la muerte

Señora doña Armengol;
¡ya le toca dimitir!
Quizá lo haga en español,
catalán o mallorquín;
pero deja tu sillón
y ¡vete echando un patín!




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *