Décimas de Luant. The Western

Belarra con sus pezones
(del cuarenta y cinco son),
apunta hacia el corazón
de Roig, por varias razones.
Y no quiere pescozones,
y apunta con el izquierdo
que es su cañón menos lerdo
a ese cruel capitalista.
Y espero que aunque ella insista,
sea pronto un mal recuerdo.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *