76 años del nacimiento de Julio Iglesias

Fue el 23 de septiembre de 1943. El cantante que no sabía dónde colocar las manos, aquel que las escondía en sus bolsillos, llegó a estrecharlas con las de Sinatra, convirtiéndose un ídolo internacional indiscutible.

Su carrera está llena de hitos cuya enumeración sería agotadora, astronómica en cifras millonarias de ventas de discos. Ha sido una estrella a nivel mundial, abarcando su fama los lugares más insospechados y recónditos del planeta.

La trayectoria universal de Julio Iglesias ha cruzado muchas veces por Sevilla, sobre todo con dos conciertos multitudinarios en la plaza de toros de La Maestranza, en 1988 y en 1992. Del de Fibes hace unos años no se pudo contar lo mismo, defraudando al público. Y también y por desgracia frente a tantos y continuos triunfos, la memoria colectiva le guardará recuerdo de la noche en la que, en el estadio Benito Villamarín, desafinó al cantar junto a Plácido Domingo “Soñadores de España”, canción compuesta -camino de la Expo 92- por Manuel Alejandro.

Sin embargo, hay un Julio Iglesias de principios de los años 70, abriéndose aún camino en el difícil mundo de la música, que protagonizó en Sevilla una gala -como se llamaban entonces los conciertos- y de la que muy pocos tienen conocimiento: tuvo lugar con motivo de la inauguración de la piscina de la Residencia de los Condes de Rochelambert.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *