“La ayuda de la Junta al toro bravo llega tarde y es exigua, aunque los ganaderos están contentos”, en opinión de María José Zambrano
La veterinaria, bromatóloga y asesora en higiene y seguridad alimentaria analiza la decisión de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible 

Foto: Arjona

 

Nuestra colaboradora habitual María José Zambrano lleva hasta su auténtica y más cierta valoración el plan de la Junta de Andalucía para ayudar al sector del toro bravo, una estrategia que consiste en la dotación de 4 millones de euros para hacer llegar hasta las explotaciones de cría de ganado bravo de Andalucía. 

Sin embargo, desde el punto de vista de Zambrano se desprende la realidad de una situación contradictoria entre la voluntad de ayudar  -aunque sea de manera muy insuficiente-  y la decisión de la Consejería de Salud y Familias (cuyo titular es Jesús Aguirre) de no haber cedido en el metro y medio de distancia de seguridad (que no se exige para otros espectáculos públicos), provocando la suspensión de las corridas feriales de la Maestranza. 

En su opinión, la bromatóloga afirma, en su amplio y detallado examen: “La ayuda ha quedado muy por debajo de las expectativas del sector, nada nuevo, teniendo en cuenta que el Ejecutivo no presta el suficiente interés que demanda el sector, pese a las reuniones que han existido entre los distintos colectivos afectados”. “Los ganaderos están contentos con la ayuda, aunque indudablemente toda ayuda es poca. Una ayuda conseguida gracias a la unión de la recién creada Plataforma Toro Bravo Andaluz, han sido capaces de estructurarse y unirse. Los ganaderos andaluces carecían hasta hace poco de ser un grupo unido y cohesionado. Comienzan a entender, que así como otros colectivos han unido fuerzas y recursos, consiguiendo avances en ayudas, promociones…, ellos también deben estar unidos. Han de “remar juntos” para conseguir sus objetivos”.

Y recalca la gravedad de la situación por la que se le está haciendo pasar a los ganaderos: “La crisis sanitaria debido a la pandemia, ha perjudicado mucho a estos ganaderos, con  cuantiosas pérdidas económicas ocasionadas por la escasez de fiestas, festejos y eventos asociados al sector, así como por el aumento de costes a consecuencia de la  ampliación de cabezas en las fincas”.  

Zambrano tiene en cuenta a la Federación de Asociaciones de Raza Autóctona de Lidia (FEDELIDIA), que “demanda también ayuda a la Junta de Andalucía, para dar salida a los toros  que tienen listos en “la línea de salida”, a los cinqueños, para que se relajen las medidas y se puedan desarrollar espectáculos taurinos, que den salida a este ganado, que de otra manera acabará, como la pasada temporada, en el matadero.”




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *