Ante todo, esperanza
La Maestranza finalmente no abre sus puertas el Domingo de Resurrección, adiós a una ilusión despertada semanas anteriores

Por Francisco Pavón

La cosa no ha empezado como todos deseábamos. Valdemorillo suspendido, los seriales de Olivenza, Castellón y Valencia aplazados. Sevilla finalmente no abre sus puertas el Domingo de Resurrección, adiós a una ilusión despertada semanas anteriores. La fiesta de San Fermín suspendida, pero con intención de dar toros. 

Vienen tiempos duros, no vamos a engañar. La “tercera” ola pandémica, nunca salimos de la segunda, está golpeando duramente a la población española. Eso sí, los contagiados votan en Cataluña y el teatro en Madrid prácticamente lleno día tras día. Hay que fomentar la cultura, totalmente de acuerdo, lo puedo llegar a entender, pero que alguien me explique lo de las elecciones catalanas. Inexplicable. 

Vamos al asunto. Por un momento soñamos una fecha emblemática, una tarde llena de sol y colorido con la Giralda por testigo y el toque de unos singulares clarines sonando al compás del viento. El 4 de abril era el día indicado para que inicialmente la Maestranza diera el pistoletazo de salida tras más de un año de ausencia. Hablo en pasado porque tras la reunión mantenida entre el empresario del coso, Ramón Valencia, el alcalde de la localidad sevillana, Juan Espadas, y varias administraciones todo queda aplazado para el día 18 de abril y pendiente de la evolución de la curva de contagios. 

Ante todo, esperanza. Como esa que aguarda la UCI del hospital Virgen Macarena a través de siete estampas para el recuerdo donde se representa a tan emblemática imagen mediante siete obras de arte en forma de cuadro. Esperanza porque este año las intenciones existen de verdad, se habla de carteles, toreros y ganaderías. Se ha producido ese necesario movimiento para intentar arrancar lo antes posible en la capital andaluza. 

Hay que intentar por todos los medios llevar a cabo los planes de la empresa Pagés, principalmente porque la tauromaquia lo necesita ahora más que nunca. Celebrar diez corridas supondría dar salida a un número considerable de reses cuyo posible destino sea el terrible matadero. Me cuesta, me duele muchísimo escribir estas palabras. Los ganaderos son el alma de la fiesta, sin el toro nada existiría y la situación en la dehesa brava es terrible.

Nos llegan algunas noticias, leemos alguna información…, verdaderamente pienso que no somos consciente de lo que esto supone. Sin darnos cuenta estamos visualizando con nuestros propios ojos el posible final. Ahora mismo deberíamos estar como locos pidiendo ayudas y haciendo campañas por las redes sociales, no se puede realizar de otra manera, para intentar ayudar a la causa. Esperanza, en este caso también trabajo. Bajo mi punto de vista estamos casi totalmente parados en este asunto. 

La Maestranza, como todas, tiene que saber esperar el momento indicado. No pasa nada por hacer temporada en mayo, junio, julio y meses posteriores si hablando en términos de aforo nos garantizan lo requerido por el empresario. Lo importante es dar el mayor número de espectáculos posibles en cuanto nos los permitan, estar vivos, anteponerse a los hechos, tenerlo todo prácticamente organizado para desde el minuto uno poner la máquina en funcionamiento. Solo así podremos salir tímidamente adelante e intentar aguantar el tirón. El duermevela por la mayoría del año pasado es inadmisible, no se puede consentir por nada del mundo. 

Ayer, a la caída de la noche dormía recordando cuando Morante de la Puebla y Julio Aparicio me hicieron verdaderamente soñar el toreo, Utrera y Écija fueron testigos de dos faenas antológicas desconocidas por muchos. Me invadía la nostalgia, las ganas de ver toros, aquellos primeros pasos subiendo y bajando escalones en el coso del baratillo, las veces que salí toreando y andando muy despacio por las emociones vividas en el ruedo. 

Ante todo, esperanza, aunque quizás mañana desaparezca por cómo se vayan desarrollando los hechos. La afición espera a la Maestranza, como la Maestranza espera a su afición. 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *