Resucitó

Siempre madrugadoras del alba y las primeras luces de cada día, las Hermanas de la Cruz también se han adelantado hoy para descubrir que el sepulcro estaba vacío. En sus cantos de este Domingo de Resurrección late saber  -como dijo el ángel ante la piedra desplazada y el sudario vacío-   que no hay que buscar entre los muertos al que está vivo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *