Pedro Sánchez anuncia que termina su cuarentena a tiempo del lingotazo y de comerse el pavo, el 24 de Diciembre

El presidente del Gobierno miente tanto que cuando el presidente francés Enmanuel Macron da positivo y es Sánchez el que lo anuncia en su portal de Twitter a la vez que anuncia una nueva cuarentena por recomendación sanitaria, casi nadie se fía de su palabra y corren a confirmarlo en otras fuentes, por si acaso se trata de una nueva estratagema al margen de la Ley de Transparencia para pillarse unas nuevas vacaciones a costa de los contribuyentes en estas fechas navideñas.

Entre cuarentenas por sospecho de contagio, confinamientos varios, ausencias vacacionales de tres semanas repartidas entre Lanzarote y Doñana con sus amigotes a costa del bolsillo de los ciudadanos e incomparecencias en el Congreso por su capricho, lo cierto es que el presidente del Gobierno parece que trabaja menos que los Reyes Magos en el mes de Mayo y lo poco que le queda es para volcarse con el plasma, donde sigue desarrollando a placer discursos inanes y maratonianos con el único fin de ejercitarse en la propaganda de frases sin significado que incluyen de manera invariable los términos “sostenibilidad”, “resiliencia”, “digitalización” y otras bagatelas del mismo tipo

Tan pronto como el 12 de marzo de este año, apenas cuatro días después de la macabra jornada del 8-M en la que, según Carmen Calvo, se nos iba la vida a ‘todes’, el Gobierno tuvo que hacerse por primera vez la prueba del coronavirus y someterse a cuarentena al resultar contagiada la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Tres días más tarde fueron Begoña Gómez, la esposa del presidente del Gobierno y también su padre (el suegro de las saunas), los que dieron positivo en la prueba del Covid.

Y el día 25 de ese mismo mes, tras tres días ingresada por una afección respiratoria, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, también daba positivo durante su ingreso en una clínica privada de alto standing.

Las tres, ya ven, volvieron a casa solas y borrachas de oxigenación y de medicamentos, por prescripción facultativa.

Nada sabemos sobre cómo fue la cuarentena de Pedro Sánchez con ocasión del contagio de su señora y poco más sabemos de la que le tocará pasar ahora, pero, para que no haya dudas de que se va a comer el pavo con sus amigotes de la playa o con quien le salga de las narices, en el mismo tuit ha anunciado que su cuarentena terminará el día 24 de este mes, justo a tiempo del champagne y el lingotazo para celebrar, tal vez, sus primeros 75.000 fallecidos y la ruina monumental de un país entero que no sale de dudas ya no sobre si podrá celebrar la Navidad con los suyos debido a las recomendaciones sanitarias, sino también sobre si el presupuesto les dará para comerse este año un trozo de turrón seco, habida cuenta la catástrofe económica en la que el primer gobierno comunista de la Historia democrática de España nos ha metido a todos.

Son infalibles en crear miseria con cualquier excusa.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *