La ministra de Medio Ambiente disfruta de las vistas en un incendio forestal

Es vicepresidente cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, pero le conmueve la belleza de un incendio en la Sierra de Gredos desde el helicóptero.

Se llama Teresa Ribera y parece que consistiera en eso lo de la transición, en contemplar extasiados cómo se transforma la naturaleza verde en un solar de piedras y arboledas arrasado por el fuego.

Puede que se trate de un lapsus, no linguae, sino mental, o de una desviación emocional digna de ser tratada en una consulta psiquiátrica, quién sabe, pero expresar desde su poltrona pública las emociones estéticas que le suscita el desolador paisaje en mitad de una tragedia en la que los operativos se juegan la vida entre el humo asfixiante, los vecinos huyen de sus casas, la Naturaleza queda calcinada y los pueblos lloran la pérdida de su entorno, exigiría un mayor control de sus meras pulsiones de amigachas en una meriendilla.

Sí, debe ser muy bello el espectáculo de la naturaleza hirviente desde lo alto, tanto al menos como ver consumirse Roma entre las llamas mientras suena una lira, pero sólo alcanzarías ese nirvana si eres capaz de descontextualizar la realidad y la conviertes en un trozo de tu narcisismo particular, al servicio de tu sentido estético íntimo y estéril a la vez que irresponsablemente indoloro.

Algo tienen muchos de los miembros de este gobierno que hace pensar que se trate de una patología infecto-contagiosa, pues resulta difícil imaginar tal nivel de lerdismo desprejuiciado, de idiotez desorejada, que algún día llevará a su compañera de gobierno Yolanda Díaz a exaltar la belleza de la candidez paciente de millones de personas haciendo cola a las puertas de las oficinas del SEPI o a Pablo Iglesias protestando de que la gente les critique en las redes “porque no hay derecho a que mis hijos vean que la gente está en completo desacuerdo con las medidas que adoptamos”.

No es que no tengan arreglo, sino que van a peor.

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *