El tarado del comunismo que anticipó Tony Leblanc: “¡Estoy hecho un mulo!”

Los más veteranos de esta tragicomedia llamada España aún recordarán las simpáticas parodias que un actorazo como Tony Leblanc representaba en TVE, entonces “la mejor televisión de España” (no había otra), sobre personajes inventados, entre ellas la de un nene cursi y atontado al que llamaba Cristobalito Gazmoño y también la de aquel arquetipo del boxeador sonado, con menos luces que un vespino viejo, que se pasaba todo el día transitando “del gimnasio a la Casa de Campo y de la Casa de Campo al gimnasio”.

 

 

Las embrutecidas alocuciones de Kim Tarao, en las que se vanagloriaba de su estado de forma a la vez que acreditaba la capacidad de reflexión y entendimiento de un mosquito, anticiparon la aparición de cierta clase de boxeador medio tarado que en Vallecas alcanzó su cima con el lenguaraz Poli Díaz, apodado “El Potro de Vallecas”, que parecía una copia del personaje ideado por Tony Leblanc (no al contrario), el cual finalizaba siempre sus dislocados relatos con su célebre: “¡Estoy hecho un mulo!”.

Por lo que vimos el otro día en los sucesos de Vallecas, el Kim Tarao de Leblanc se ha perpetuado en el barrio madrileño de tal modo que ahora luce en las trifulcas montadas por la izquierda y ha fichado por el comunismo patrio, sólo que ahora sus asaltos duran lo que tarde la Policía en echarle el guante para que se pase un larga temporada entre rejas.

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *