El cinismo provocador de Marlaska con las víctimas del terrorismo

El cinismo, la indecencia, la absoluta amoralidad de un ministro, Fernando Grande Marlaska (más Marlaska que grande), le llevó a colgar ayer desde la cuenta del Ministerio del Interior un video en el que corre sobre una cinta de gimnasio y pregona que lo hace para sumarse a la carrera virtual convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo apenas horas más tarde del acercamiento de los asesinos de Alberto Jiménez Becerril y de su mujer, Ascensión García, al País Vasco, así como de soltar de la celda de aislamiento al brutal incapaz de Txapote, la mano siniestra que descerrajó a sangre fría los disparos sobre Miguel Ángel Blanco y le dejó agonizante durante horas después de varios días de secuestro.

Hace falta ser demasiado cínico, muy desalmado y muy tenebroso para, horas más tarde, proclamarse solidario con la AVT apuntándose a una carrerita casera en la cinta de gimnasio de su propia casa o tal vez del Ministerio.

El afán de provocar y el de disfrazarse de sirena en lo alto de una carroza deben de tener algún punto en común que se nos escapa.

…..




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *