El “Bombazo Mix” que bromeaba en 1995 sobre el intento de magnicidio de Aznar por los amigos de Iglesias, que ahora lloriquea (VÍDEO)

Mientras el gran hipócrita Pablo Iglesias, autor de acciones y frases detestables a favor del uso de la violencia, de los escraches y de los insultos hasta incorporarlos a su propia estrategia política, continúa recitando mantras lacrimógenos sobre un sobre recibido en su Ministerio con un número de balas aún no aclarado y pretende cargar las culpas sobre sus rivales políticos, el verano de 1995 registra algo tan singular como un spot de TV sobre un disco de canciones titulado “Bombazo Mix” que se emitió repetidas veces y en el que bromeaban con la imagen de José María Aznar y con el intento de magnicidio que los terroristas de ETA perpetraron el 18 de abril de ese mismo año contra el entonces presidente del Gobierno.

 

 

Más de 40 kilos de amosal y otros tantos de tornillería habían colocado para que estallara al paso del Audi blindado del presidente. El mecanismo estaba accionado mediante un cable, no por radiofrecuencia como era costumbre de los hoy amigos y socios de Pablo Iglesias, porque el vehículo del presidente portaba un inhibidor, lo cual no permitió calcular bien el momento de accionar el explosivo y eso le salvó la vida a Aznar, aunque hirió a 19 personas de diversa gravedad, tres de ellas en estado muy grave.

Era el mismo sistema empleado años antes para asesinar al entonces presidente del Gobierno de Franco, Luis Carrero Blanco, pero Aznar, que se salvó casi milagrosamente por un pequeño error de cálculo, compareció para pedir serenidad y expresar su firme confianza en que ETA sería derrotada y que la democracia triunfaría. Y desde luego tuvo la decencia, al contrario de lo que hace Iglesias ahora, de no querer cargar la responsabilidad de aquel lúgubre y siniestro atentado sobre los hombros genéricos de la oposición de izquierdas, la cual ya pasteleaba entonces con los asesinos.

Si las tretas y añagazas de Iglesias, cómplice de todos los ditirambos y propuestas de los herederos de aquellos asesinos, habían quedado al descubierto en estos días con su sobreactuada impostura, el spot televisivo de aquel mismo verano, deja a Pablo Iglesias retratado como un ridículo histrión que abusa de su teatralidad y su cinismo cuando se trata del político que más veces ha mostrado su armoniosa comprensión hacia quienes emplearon y emplean la violencia y los insultos como argumento político hasta el punto de haber impulsado la despenalización de los insultos al Rey, presumiendo de ello en una reciente rueda de Prensa en la que desglosó las benéficas repercusiones de todo ello para la democracia.

Tal vez detrás de todo ello habite una cobardía extrema de quien se ha venido relacionando de forma intelectualizada y anti natural con toda clase de violentos y de violencias, pero parece indudable que su actitud sólo busca un rédito político perverso y falsario al pretender cargar los hechos sin la menor prueba sobre sus rivales y aspira a rentabilizar y a sacar provecho de una situación inane que en ningún caso se corresponde con la verdad. Su grado de hipocresía y de cinismo destacan incluso por encima de su más que previsible hundimiento electoral y que sólo con nuevas tretas tramposas lograría paliar.

 

……




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

2 Comments

  1. Roberto dice:

    Hola buenas, un magnicidio es cuando se asesina a un político en el poder. Aznar en aquel entonces no era presidente del gobierno, sino líder de la oposición. De nada.

  2. José Mª Arenzana dice:

    Ah, entonces seguro que se trató de una bobería intrascendente… Mire, admitamos que no era entonces presidente del gobierno y que efectivamente era presidente del PP y líder de la oposición, de lo cual no se infiere en absoluto que no se tratara de un intento de magnicidio porque la definición no es para “un político en el poder”, sino para “una persona muy importante por su cargo o poder”…

    https://dle.rae.es/magnicidio
    magnicidio
    Del lat. magnus ‘grande’ y -cidio.
    1. m. Muerte violenta dada a persona muy importante por su cargo o poder.

    No, en serio… Es que cierta gente no merece respuesta. Pero todo sea por parecer cordial. Dé las gracias. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *