El Asador Guadalmina, de Marbella, sirve un plato que se traga Rosa Villacastín

Una nueva polémica originada por aquellos intolerantes y antidemócratas que rechazan las críticas al Gobierno comunista de Pedro Sánchez. Ha sido la periodista Rosa Villacastín la que ha atacado al dueño del Asador Guadalmina, en Marbella, por haber colocado en la fachada de su restaurante un enorme lienzo en el que puede leerse “Gobierno dimisión”, adornando con la bandera española la base de su petición.

A Rosa Villacastín, tan “demócrata” ella, no le ha encajado que en democracia un hostelero pida la dimisión del Gobierno comunista, así que ha tirado de su memoria histórica más reciente para recordar que “Cuando Zapatero prohibió fumar en él interior de los locales, colocaron una Fotografía suya y otra de Rubalcaba con una diana en el centro, al más puro estilo etarra. Es vergonzoso”. Aparte de que “en él interior de los locales”, además de fumar está prohibido gramaticalmente el acento (cosa que debiera ser de andar por casa, o por bares, para una periodista), la referencia al ámbito criminal de los etarras ha provocado la inmediata respuesta del dueño, José Eugenio Arias-Camisón: “Eres una indeseable, además de una fracasada periodista. Como te atreves a comparar mis actos, con los de la banda terrorista ETA. Eres una persona de muy baja calaña. Mi familia tuvo que salir de Vascongadas, tras recibir cuatro cartas de ETA, y tú me comparas con ellos? “.

No cabe duda de que a Rosa Villacastín le han puesto toda la carne en el asador.

 

 

 

 

 

 

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *