Vox llena como las estrellas

Santiago Abascal va colgando el sold out por los auditorios. No se pueden imaginar lo que ayuda en política saber de música, el favor que me hacen ahora tantos años de ir a conciertos. Por eso sé que Abascal llena como las grandes estrellas. Para el PSOE, PP o Ciudadanos van quedando bien los teatros reducidos o las glorietas de los parques. Para Podemos están bastando hasta las mesas de camilla. Pero VOX pisa ya los escenarios de las grandes figuras; y donde antes se cantó coreado un éxito de platino, ahora se predica un estribillo de peligros, angustias y terrores para España. Por advertir que no quede. No es mal político el que avisa. Y ayer Santiago Abascal necesitó en Dos Hermanas el aforo de los mejores. Allí vi un día a Raphael y otro a Rocío Jurado. ¡Cinco mil personas! Abascal imparable. Me huelo que va para largo. También me enseñó la música que los grandes saben hacer lo más difícil: mantenerse.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *