Tu Candelaria salió a su encuentro

Querido Carlos Herrera, si hay ciudades del mundo en las que cuando entras parece que te dan una licencia para soñar, Sevilla es especialmente una de ellas. Pero en Sevilla te abren encima las puertas para creer. Debe resultar muy difícil y duro en Sevilla eso de ser notario y andar todos los días levantando acta de la realidad, porque la realidad es muchas veces lo que no toleramos los sevillanos, sabiendo como sabemos que la realidad es lo menos verdadero que existe.

Aquí se siente que todo estaba preparado y dispuesto para que la llegada de tu madre fuera con tu Virgen de besamano, bajada de su altar y saliendo a su encuentro. Te puedes quedar bien tranquilo a pie aún de tantas cosas y marañas terrenas que a diario te tocan. Tu madre ha sido recibida con todos los honores en la gloria azul y plata de tu Candelaria.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *