Sevilla, ciudad fantástica

La fotografía muestra el pectoral de una de las camisetas o sudaderas que se venden en la tienda de recuerdos ubicada en el Patio de los Naranjos, de la Catedral. Y no deja de ser llamativo que, entre tantos otros artículos propios de souvenirs, la prenda se valga de la característica grafía Disney para representar a Sevilla. Es todo un símbolo de la magia de la ciudad, del embrujo que siempre cautivó a cuantos la conocían, incluidos los grandes viajeros románticos que la iban contando en sus obras literarias. Tampoco hay que olvidar de Sevilla que es la ciudad del mundo con más óperas dedicadas. Fascinación eterna y seductora inagotable en su alegría y su luz, con toda naturalidad puede esperarse que Sevilla se escriba ahora, ante los miles de turistas maravillados al verla, con letras de fantasía.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *