Se vende el alma de Sevilla

Cuentan las crónicas de Sevilla que desde el siglo XVIII una serie de ventorrillos jalonaban el antiguo camino entre la Iglesia de La Macarena y el Monasterio de San Jerónimo, destacando entre todos ellos, por su alegría, la llamada “Venta de los Gatos”, inmortalizada por Bécquer en una de sus bellísimas leyendas en las que el amor va más allá de la muerte.

Aunque la venta ha sobrevivido al progreso urbanístico y aunque todo su entorno rememora la obra literaria de nuestro genial poeta (“Avenida del Romanticismo”, “Calle Rayo de Luna”, “Núcleo Residencial Las Golondrinas” …), resulta desolador su aspecto decadente, con grafitis que afean su fachada y con una histórica lápida del año 1928 totalmente ilegible.

La desidia de nuestras administraciones, incapaces de atender la demanda vecinal de dotar de protección jurídica al inmueble, calificándolo como “Bien de Interés Cultural”, propició que su propietario, con toda legitimidad, haya colgado el cartel de “SE VENDE” en tan emblemático lugar.

Nunca más.

Pepe Rodríguez Hervella: perrogrifon1965@gmail.com




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *