Rajoy, lo que el viento se llevó

Resulta indignante que quien no tuvo inspiración para gobernar, sí la tenga ahora para criticar. Hablo de Mariano Rajoy y su librito “Por una España mejor”. Se las trae ya el título.

Confieso que no voy a perder un solo segundo de mi vida en leer a Rajoy. Y también que fui uno entre los millones de exiliados del PP que dimos lugar a eso que acertadamente llamó Aznar “la derecha troceada”. Rajoy no me interesa salvo para publicar una y otra vez que me parece el original responsable de la dramática situación en la que hemos terminado a raíz de su estafa electoral.

Por suerte para Sevilla ha estado sólo un día. Por cierto, que allá quienes  se han puesto las calzonas para correr con él, porque de todas las fotos se guarda memoria indeleble el día de las urnas, el día que espera por las esquinas ajustando cuentas y cuentos.

Por suerte para Sevilla a Rajoy se lo han llevado los vientos de esta semana. Se ha ido ahogado e ignorado en sus triunfalismos. Le iba como anillo al dedo que la tormenta se llamara Gloria, la que él sigue creyendo que tuvo. Como se dice por aquí: “Déjalo que disfrute”. Lo malo es que nos dejó bien jodidos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *