Qué ausencia total de primavera

La memoria de la gente hace más justicia a los poetas que aquellos que creen decidir quiénes son los únicos, los sagrados, los intocables o los verdaderos. Hay una lista oficial en la que no entra Antonio Rodríguez Buzón. Una lista del periódico de toda la vida que busca quedar bien con su inapelable nómina de intelectuales: Laffón, Montesinos, Eva Cervantes, Sierra, Núñez de Herrera o mi imprescindible Romero Murube. Todos son maravillosos. Y aún añado a Caro Romero y a mi tío Manolo Mantero. Pero un día se darán cuenta de que Rodríguez Buzón merece el más profundo estudio de su prosa y de su poemario. Lo recuerdo especialmente en esta Semana Santa, porque en aquella de 1956 dejó sin saberlo en su Pregón jamás superado  -en el Pregón de pregones-  el verso profético de un soneto al Cristo de Los Estudiantes: “Y qué ausencia total de primavera/ cuando se oculta el sol y el alma al verte/ duda si estás clavado en la madera/ o soñando tu eterna Buena Muerte!”. Verdad. Qué ausencia total de primavera, cuánta ausencia de todo…

 

Fotografía de Beatriz Galiano.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *