Portavoz de la valentía

Cayetana Álvarez de Toledo es de lo poco que le queda por derecho al Partido Popular, la única capaz de abrir un nuevo expediente verdadero de regeneración, sin las torpes fotos que en cada campaña Casado se hace con Rajoy.

Como Cayetana tiene tres nacionalidades (argentina, francesa y española), eso debe ser en personalidad el equivalente a todo un carácter. Lo tiene para haber declarado lo siguiente: “Siento decepción con la sentencia. Sorprende que un golpe a la Constitución pase por una ensoñación para presionar y negociar”. Esto se dijo de otra forma hace ya como treinta años: “La Justicia es un cachondeo”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *