Lo que han visto los españoles

Los españoles le han visto las orejas al lobo y los cuernos al toro (de cerca, bien cerca). No quieren comunismo. Tampoco esa componenda que ha engendrado la desmedida ambición de Sánchez: el socialcomunismo. Los españoles quieren democracia, no dictadura.

Pero los españoles han visto más, mucho más, en estos aciagos días del confinamiento, cuando desde el encierro obligado en sus casas han tenido más campo de observación que en toda su vida en la calle. Se han dado cuenta los españoles, entre ellos los votantes del Partido Popular, que Casado es un modesto remedio de político mediocre con sueños y meras fantasías de regeneración de un partido del que nunca desapareció la cara de Rajoy, el que se lo cargó todo, hasta la mayoría absoluta. Casado es un político que queda más o menos bien, con barba o sin ella, para circunstancias normales; pero inútil y desenmascarado en momentos cruciales, donde muestra sobradamente su incapacidad, llegada la hora  -como ha llegado-, para ser estadista.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *