¡¡¡Lo que está enseñando la pandemia!!!

Me asombra lo que la gente dice que está descubriendo gracias a la pandemia: desde la primera luz de la amanecida hasta el color del cielo al atardecer. Increíble. Algo que estaba ahí todos los días, como parte de este gran espectáculo que es la vida, resulta que muchos no lo sabían. Nunca habían caído en esa maravillosa subida del telón que representa la llegada de cada mañana. Una ignorancia demasiado cara si para salir de ella han necesitado esta catástrofe. Realmente no es nuevo esto de tener conciencia sobre el gran regalo que es vivir. A muchos los despertó el cáncer, justo cuando por desgracia ya tenían los días contados.

Yo no he aprendido nada con la pandemia que no supiera ya antes, hace muchísimos años. Y no es arrogancia. Supongo que fue la suerte de nacer con una extraordinaria sensibilidad  -por la que de natural en mí tampoco tengo mérito-, y a la que debo haber disfrutado todo y tanto. Sin ir más lejos, las puestas de sol y yo nos conocemos sobradamente. Pero también podrían preguntarle por mí al rompeolas de las orillas mojándome los pies, o al olor de los jazmines en las noches densas del verano que los derrama por las tapias.

 

Fotografía de Beatriz Galiano




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *