Las luces más inciertas 

Las siento este año como si las hubieran dejado como a la vida: suspendidas. Siempre, tiempo atrás, las vi colgadas, cruzando la altura de las calles. Ahora no. Penden allá arriba de la incertidumbre de los días. La vieja llamada de la Navidad, que siempre suena a nueva, parece anunciarse por esta vez sin campanas sobre campanas, con un silencio extraño sujeto entre fachadas.

Yo espero esa luz, deseo esa luz sobre nuestras cabezas, iluminando alegrías, encendiendo esperanzas, guiando impaciencias de regalos. Yo espero esa luz allí en lo alto mientras paseamos caminos de sorpresas. Yo espero…

Fotografía de Beatriz Galiano




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *