La mala suerte de Sevilla con su Ayuntamiento

El estupor causado por la recién inaugurada estación de bicis de San Bernardo no es más que otro ejemplo de la mala suerte que Sevilla ha corrido siempre con su Ayuntamiento, el de ahora y los de antes. Al hito del derribo en la Plaza del Duque de la Casa Palacio de los Sánchez-Dalp para levantar desde su solar El Corte Inglés, se han ido sumando muestras lamentables de decisiones tomadas por el Ayuntamiento de Sevilla como indiscutibles agresiones a la estética de la ciudad. 

Lo de San Bernardo, los parquecitos infantiles de San Juan de la Palma (en la foto) y de la Alfalfa, la calle Imagen, el Colegio de Arquitectos, las Setas, los bancos de la Puerta Jerez, la remodelación de toda la Alameda de Hércules, los toldos de la calle Tetuán que parecen el techo del troncomóvil de Los Picapiedra… y no acabaría de contar, demuestran que el Ayuntamiento de Sevilla ha estado lleno, una y otra vez, de catetos manejando una joya entre sus toscas manos. 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *